Mosaicos Pino, mosaicos hidráulicos artesanales

En 1917 Jesús Pino Ramírez funda la fábrica de mosaicos hidráulicos de cemento para suelos que lleva su apellido.

La producción del mosaico hidráulico sigue siendo igual que en el siglo XIX, manual y totalmente artesana, sus descendientes siguen elaborando esas mismas losas con los mismos materiales, con el mismo método de trabajo y con el mismo esmero de entonces.

Por supuesto los dibujos son los de la época, por lo que al elegir uno de estos suelos, usted se lleva una parte de la artesanía popular de principios del siglo XX contenida en losas de 20×20 cm.

apame logo_c

Consejos para la colocación y conservación

1

Colocación

Al tratarse de unas losas enteramente artesanas, su colocación requiere de unos determinados cuidados con objeto de no deteriorar las piezas.

2

Mosaico Hidráulico

La colocación del mosaico hidráulico debe ser lo último que se haga en la obra, pues el trabajo de albañilería sobre las losas repercute negativamente en su conservación.

3

Lechado

El lechado debe aplicarse en semi-seco y aplicarlo solamente en la junta de la losa, no sobre toda la superficie. Porque esto ocasiona unos puntitos blancos que si bien desaparecen con el tiempo, de momento afea el mosaico.

4

Limpieza

Lo ideal para la limpieza y conservación de nuestros mosaicos es el sistema tradicional, es decir, la limpieza con agua y jabón verde. No obstante disponemos de productos adecuados para su conservación y limpieza.